Abro la puerta en busca de tu risa
Y lo que me recibe es el silencio
Abro la puerta buscando tu cara
Pero me recibe sólo un recuerdo
Abro con temor de que te veré agachado en una esquina llorando
Lamentando los momentos que ya no existen
Pero a los que buscas amarrarte por temor a quien serás si los dejas ir
Abro la puerta pensando ver tu silueta plasmada en alguna parte
Activamente andando
Y sonrientemente pensando
Busco encontrarnos en los momentos infinitos y las risas incansables
Pero me recibe el vacío
Me recibe la incertidumbre y las tinieblas
Me recibe un eco aterrante
Del que no quiero buscarle el origen
Abro la boca y echo tu nombre al viento
Con desasosiego y en voz baja
Como si fuese a despertar los espíritus andantes
Toco la puerta de entrada
Con sólo un asomo de cabeza al interior de tu hogar
Con ambos pies fueras
Y abriendo la puerta a medias
Con aprensión, como si ya supiese lo que va va a pasar
Toco más duro
Llamo con firmeza tu nombre
Ya con terror;
Ahora lo grito
Pero el eco no es respondido
Ya el panico a la incertidumbre me agobia
Corro en busca de ti
Desesperadamente y determinadamente
Me lanzo al nuevo desconocido que es este silencio sepulcral
Entro a tu habitación y te veo
Calmado, arropado y angelical
Por un instante te miro con amor y tranquilidad
Vuelvo a susurrar tu nombre con temor a despertarte
Pero ni un pelo se mueve
La frisas no parecen responder al aire en tus pulmones
El calor no parece estar emanando de tu hibernación
Los sueños no parecen estar danzando en tus pensamientos
Y te grito “Despierta te que ya son las 11!”
No hay respuesta
¡Despierta carajo despierta!
Ni te inmutas
Corro a tu lado y te toco con terror
Nada
Te agarro con ambos brazos e intento sacar el demonio que tienes adentro que te anda amarrando a este sueño tan profundo,
Nada
Hijooooooooooo
Nada
Dios mioooooooo
Nada
¡Llévame contigo por favor!
¡Vuelve a mi!
No me dejes en este mundo sin ti
Nada…
Caigo al suelo
Silencio sepulcral.

Escrito: 1 de Agosto de 2016.
En honor a: Felipe, que descanses en paz.
En esta vida donde muchos dan su todo por ayudar a lxs demás, hay que tener un sistema de apoyo para ellxs: para lxs doctores, lxs estudiantes de medicina, lxs enfermerxs, lxs salubristas.
¡Ya es hora que nos provean con servicios psicológicos y psiquiátricos donde no reine el miedo a la honestidad!
Donde no sea tu profesor/a quien te atiende.
Donde no sea tu jefe de residencia o colega.
Demos un paso adelante por ayudar a lxs que se encargarán de la vida de los demás.
Necesitamos ayuda, apoyo y comprensión.
Necesitamos desahogar nuestras penas y temores, nuestras preocupaciones. Necesitamos ayuda.

¡Y ya es hora que nos la provean!

Advertisements